Los Bolivianos son puntuales

07:30

Si algo que caracteriza a todo boliviano (a la mayor parte de ellos) es su excelente sentido de la puntualidad. Es casi inconcebible creer que te alguien de este magnífico país te deje esperando más de 10 minutos. Somos tan puntuales que hemos inventado la “hora boliviana”. Pero…


  • ¿Cuantas veces alguien los ha citado en un lugar y hora determinada, pero resulta que tal persona (por más importante que sea) te ha deja esperando mucho tiempo? 
  • ¿Cuántas veces has esperado a una persona por más de 30 minutos? 
  • ¿Al haber llegado tarde, cuantas veces te han dado escusas tan estúpidas que ni ellos mismos las creen?
  • ¿Te han llamado minutos antes de la hora prevista para decirte que llegan “un poquito” tarde y que lo tienes que esperar poco? 

Puff!! Esas son algunas de las preguntas que se me ocurren en este momento, todas recordando algunos de esos desplantes que alguna vez me han hecho. Y de seguro algunos de ustedes se han sentido identificado con algunas de esas preguntas. Si tan solo una pequeña parte del primer párrafo fuese cierto, de seguro muchos de nosotros nos habríamos ahorrado dolores de cabezas y evitarnos la estupidez de esperar por más de 30 minutos a una persona.
 Sinceramente, lo considero como una falta de respeto y hasta un insulto personal, concretar una cita o reunión a una determinada para que después de 15 minutos (incluso más) llegue como si nada hubiese sucedido, como si TÚ no tuvieses otras actividades u obligaciones. Como si ellos fueran dueños del tiempo o de TÚ tiempo. Es increíble, pero algunos creen que sí.

¿Es distinto a que alguien te haga esperar en sala mientras esta en una reunión, pues sabes que está ahí y que algún día se dignará a atenderte? 

Desde que recuerdo siempre he tratado de ser puntual, y muchas veces me he llevado las peores decepciones al llegar 10 minutos antes. Es jodido, pero aún sigo cometiendo la inocentada de llegar temprano y esperar al resto de gente a que llegue.

Aunque todo depende de la persona con la que tengo que reunirme, pues muchas de ellas no valen la pena ser puntual, hasta el punto de llegar tarde a propósito. Yo seguiré siendo puntual cada vez que así lo requiera, pero ustedes ¿Seguirán siendo tan pendejos /as de llegar 2 horas después la hora indicada?  

Anécdota: Cuando tenía 10 años llegue a una fiesta de cumpleaños a las 16:30 como lo indicaba la tarjeta de invitación. Fui el primero en llegar y como premio me pusieron a barrer y acomodar el lugar para el cumpleaños.

Tambien te puede gustar

0 Comentarios

Si tienes algun tipo de duda, o quieres hacer conocer tu opinión sobre este tema no dudes en dejar un comentario

Suscribete