Las relaciones que nunca acaban

20:20


Hace tiempo en estas fechas de carnaval me encontraba encerrado en cuarto con lo que fue alguna ves mi novia (Corteja, polola o lo que quieren llamarlo) durante los tres días, creo que no debo de entrar en detalles que es lo que hacíamos a dentro. Bueno la idea es que meses después me encontraba separándome de ella, ¿las razones? Muchas, Ahora es lo que menos importa.

A donde voy es que tarde como un año y mas en deshacerme de ella (una de las razones por la que no he querido tener algo formal), el hecho es que ya ella se había acostumbrado a estar conmigo aunque también debo admitirlo, "Yo también". Desde la primera vez que acepte regresar con ella (Que quede claro que yo quería romper) las cosas ya no era lo mismo, es como si me sintiese obligado a estar con ellas, no tardé en decirle que "No la quería lastimar, que me caía mejor como amiga, y un montón de boludeses que uno hace por no lastimarla". Pero la muy pendeja se ponía a llorar, me rogaba para que no la deje y ya aceptaba de nuevo estar con ella y así unas 500 veces.
Llegue al punto de humillarla, maltratarla (psicológicamente), manejaba su autoestima a placer, pero ella no me dejaba libre. Ya era un fastidio, no soportaba estar con ella, incluso llegue a creer que tenia sexo con ella, solo por cumplir. Hasta que una ves me propuso que me buscara otra y que me bese en frente de ella para que se decepcione de mi, me niegue a hacer tal acto. Después apareció con el cuento de que la había engañado, si no me gusta la idea de besarme en frente de ella, menos me gustó el hecho de que se vuelva paranoica y me vea en lugares que en mi vida había estado, menos a las horas que le habían dicho haberme visto. Me hierve la mierda cuando se ponen a hablar de mi, menos cuando la mayor parte de lo que dicen es mentira, lo peor es que la muy pelotuda se lo creyó, bueno lo que desencadeno en un rompimiento mas, en uno de aquellos de los que quería haber quedado asi. La mandé a la mierda, así de simple. Les dije todas sus putas verdades, me desahogue a placer, unas de las pocas veces que estuve contento junto a ella, había llegado hasta el punto de enfermarme, lloró, sentí pena, la dejé en la puerta de su casa me fui, y se acabó todo.

Como un cierto día, alguien dijo: Mientras mas cabes un pozo, mas difícil es salir él

Años despues nos encontramos de nuevo, me disculpé ya las heridas habian sanado, dejamos todo claro, sobre todo de mi parte. Aunque sus reclamos aun continuan ^^. Pero ya nos tratamos mejor, bueno, la trato mejor.

Tambien te puede gustar

0 Comentarios

Si tienes algun tipo de duda, o quieres hacer conocer tu opinión sobre este tema no dudes en dejar un comentario

Suscribete